Es frecuente que ante situaciones de estrés nos cueste mantener la mente despejada y, como consecuencia, tengamos dificultades para conciliar el  sueño. El no poder desconectar y, por tanto, no dormir bien afecta a salud física y mental. La falta de sueño conlleva una serie de síntomas como el cansancio, dolor de cabeza o malestar, que nos acompañarán a lo largo del día.

A continuación, te proponemos una serie de consejos que te ayudarán a prevenir el insomnio:

  1. Evitar el ordenador y el móvil: Los ritmos circadianos se ven afectados por la recepción de la luz proveniente tanto de las pantallas del ordenador como del teléfono móvil. Por ello, os desaconsejamos el uso de este tipo de dispositivos si vuestra intención es conciliar el sueño. En su lugar, recomendamos el uso de una luz tenue durante las últimas horas del día.
  2. Haz ejercicio físico: Es recomendable la realización de ejercicio físico moderado, pues nos ayuda a mejorar tanto la calidad como la cantidad del sueño. Ejercitarnos de forma diaria durante 20-30 minutos nos permitirá hacer un gasto energético, el cual influirá en la necesidad de dormir por la noche.
  3. Siestas cortas: Esta práctica puede ser muy beneficiosa, pues nos ayuda a recargar las pilas. No obstante, debemos ser conscientes de que el tiempo adecuado para una siesta es, como máximo, de 30 minutos. No debemos excedernos ni tratar de compensar la falta de sueño.
  4. Relajación: Para evitar que el estrés del día nos afecte y dificulte la conciliación del sueño os recomendamos realizar ejercicios de relajación antes de irnos a la cama. Con esto conseguiremos mantener la mente en blanco y alejar nuestras preocupaciones hasta el día siguiente.
  5. Cuida tu dieta: Es importante mantener una dieta equilibrada y realizar una ingesta de calorías adecuada. Un déficit de calorías puede incrementar los niveles de cortisol, la hormona del estrés. Es recomendable, también, evitar las comidas abundantes y grasas que dificulten realizar la digestión de forma adecuada. De la misma manera, os aconsejamos no consumir bebidas excitantes, como el café, o alcohol.

La falta de sueño no sólo tiene consecuencias físicas sino también psicológicas, pues estaremos más irritables. Esperamos que estos consejos os ayuden no sólo a conciliar el sueño sino también a mejorar la calidad del mismo.